viernes, 12 de diciembre de 2014

Las Plumas del Brivio

Me encanta enseñarles el detrás de cámaras de los videos que hacemos en el canal. Pincharle el globo a la "magia de la tele" es divertido ;o).

Gracias a Mathías Brivio y a quien conozco desde 1750 jajajaja

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sólo para Mujeres: "Ex amor de mi vida"

Piensa en el amor de tu vida. Tal vez está sentado a tu lado. Tal vez juraste nunca volver a verlo. Tal vez él se marchó para siempre y el que está a tu lado es otro. Tal vez la persona en la que piensas no es la que mencionarías cuando alguien más te pregunta. Una vez una amiga, que también trabaja en la tele, fue entrevistada por una revista de publicación mensual. Le hicieron una extensa nota que incluía un cuestionario de preguntas y respuestas cortas conocido como «ping-pong». La idea es que uno responda como un reflejo, sin pensarlo tanto: ¿Libro favorito?, ¿Viaje ideal?, ¿Qué es la televisión? Todo iba bien hasta la última pregunta: ¿El amor de tu vida? Respondió  con cuatro letras: Juan. Cuando lo leí mis ojos se agrandaron hasta ocupar el 90% de mi cara. El tal Juan la había dejado hacía unas semanas.

Sólo para Mujeres: "Mamá de taco 12"

La primera vez que usé zapatos de taco alto estaba nerviosa. No era una reunión bailable con los patas del cole, sino un tono de verdad que incluía chicos mayores de edad tomando cervezas y los extintos «lentos» [baladas]. Era el quinceañero de una compañera de segundo de media que había repetido de año. Yo estaba en las nubes.
Nunca antes me había comprado un vestido de fiesta. Elegí uno que combinara mis colores favoritos: el rojo y el negro. Tenía bobos a la altura de los hombros, como mandaba la moda de la época y terminaba cinco dedos arriba de la rodilla. Mi mamá me llevó a una peluquería para que me peinen y maquillen. Recuerdo que cuando me vi en el espejo salí corriendo del local directo a la ducha de mi casa a sacarme todo. No me reconocí: nunca me han quedado los peinados tiesos y el exceso de sombras. Solo me puse delineador y lápiz de labios. Ahí empezó mi relación tensa con los salones de belleza.
Pero el tema, los días previos al evento, había sido cómo aguantaríamos toda la noche bailando con unos zapatos tan altos. Entre amigas habíamos pactado usar taco cinco. A pesar del dolor terrible al día siguiente en la planta del pie, me encantó usar esos zapatos. Me sentía tan alta, mis piernas se veían estilizadas. Tuve la ilusión de ser grande.
Ahora me río porque esos tacos son nada comparados con los que hoy llevo. En una zapatería siempre pido «los más altos, por favor». Es una de esas torturas femeninas a las que ya me acostumbré y que ahora disfruto. El negro y el rojo siguen siendo mis colores favoritos y los vestidos aún los prefiero cortos. Es mi estilo.

martes, 18 de noviembre de 2014

¿Qué noticia te doy primero? ¿La buena o la mala?

La otra noche un congresista de la República me preguntó exaltado por qué transmitimos tantas malas noticias en el programa matutino en que trabajo. Como faltaban segundos para empezar el programa nocturno que hago en un canal de cable solo lo miré, sonreí y cambié de tema. En ese momento me provocaba felicitarlo por la que, supongo, es su vida hermosa, tranquila y llena de buenas noticias. 
Lamento no ser la aldeana buena del campo que lleva frutas en su cesto. Tengo la función de narrar las noticias que ocurren en este país que no es Australia, Suecia o Canadá, sino el Perú.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...