miércoles, 9 de abril de 2014

Eso me pasa por burlona

Todos los días Federico me tomas las fotos que luego yo envío a las marcas que me visten para Primera Edición. Ello,s a su vez, las difunden en sus redes sociales. Niobe se encarga de la ropa y Kamari de las joyas.


martes, 25 de marzo de 2014

Sólo para mujeres X: Una divorciada más


Cuando me separé solo unos amigos muy cercanos lo supieron. Pasaron meses hasta que un colega periodista de espectáculos se enteró y me llamó. Entonces tuve que contarlo: mi matrimonio había acabado. Ese mismos día comencé a recibir una serie de llamadas de periódicos y revistas interesados en escribir notas sobre mi divorcio. Yo agradecía la preocupación y me negaba.

Me preguntaba a quién podía interesarle saber qué pasó en mi relación, quién de los dos decidió terminar, hace cuánto tiempo estoy sola o si estaba «dejando abiertas las puertas de mi corazón». Además me resultaba difícil imaginar qué cara y actitud debe poner uno, en una sesión de fotos donde anuncias su divorcio.


miércoles, 19 de marzo de 2014

Sólo para Mujeres IX: "Acostándose con el jefe"

          Soy mujer e independiente, vivo de mi trabajo desde muy joven, nací en Lima pero mi familia es de provincia. Ingredientes suficientes para haber tenido uno que otro episodio incómodo. Es decir, que varias veces me he sentido discriminada.

He pasado, por ejemplo, por mecánicos de taller que preferían explicar los problemas de mi carro a mi acompañante. Sin importar que la que manejaba y pagaba la cuenta, era yo y la otra persona ni sabía montar bicicleta. Cuando era reportera de calle, me he cruzado con entrevistados que solo hablaban con mi camarógrafo. No me miraban antes, durante, ni después de la grabación. Como si no existiera. Entonces tenía que alzar la voz, buscar la mirada o mandar a mi camarógrafo a grabar a otro lado. En todos los casos siempre he sabido cómo actuar y hacer prevalecer mis derechos a excepción de una vez.
Tenía cinco años ejerciendo el periodismo. Me propusieron trabajar como conductora de noticias de otro canal. Dudé mucho. En ese entonces no sabía si mi destino era dejar los micrófonos y el correteo diario y sentarme en un set de televisión. Olvidarme del jean y el ajetreo de la calle y acostumbrarme a los sastres, la laca y el maquillaje. Dije que no y luego que sí.

Primera Edición 2003

jueves, 13 de marzo de 2014

Sólo para mujeres VIII: "No, es no"



Hace meses arrastro un cargo de culpa que me perturba. En el noticiero que conduzco entrevistamos a una adolescente. La escena era la siguiente: La joven lloraba, su madre la cogía de la mano. Contar lo que le había sucedido no era fácil. Las dos estaban temblando. La madre trabajaba todo el día para mantenerla. Vivían solas. Uno de tantos hogares que tiene como jefe de familia a una mujer.

La menor había visitado a un vecino que le gustaba. Él estaba con unos amigos y propusieron jugar a la «botella borracha». Ya saben, esa dinámica en la que los participantes se reúnen en un círculo alrededor de una botella que gira. Según a dónde apunte cuando deja de girar, se hacen preguntas, respuestas y  se asignan castigos. En este caso uno de ellos era tomar cerveza. Lo último que recordaba la menor, de 15 años, es que pidió que la llevaran a dormir. Abusaron sexualmente de ella. La madre pedía a las autoridades que creyeran en la palabra de su hija y en las pruebas del médico legista.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...